Las orquídeas

Posted on

Su nombre científico es Orchidaceae; que deriva del griego y significa forma de testículo, haciendo referencia a la forma de sus tubérculos.

Una planta con flor que todos conocemos pero cuyas curiosidades probablemente te sorprendan.

Variedades:

Se calcula que hay unas 35 mil especies de este tubérculo de flor, así como miles de híbridos; siendo la única de cultivo no ornamental la vainilla… sí, la vainilla es una orquídea de México que ya usaban los aztecas en la receta originaria de la bebida de chocolate o xocoatl.

Uso humano:

En China ya se hace referencia a esta planta en sus escritos de hace 1500 años y en la antigua Grecia, el filósofo Teofrasto las menciona en el año 375 antes de Cristo; atribuyéndole propiedades curativas y afrodisíacas.

Fue a mediados del siglo XVIII cuando esta flor se puso de moda entre la clase noble europea, que cultivaban diversas variedades en sus jardines botánicos privados.

Hábitat:

La orquídea es sin duda una de las flores más cosmopolitas, presentes en todo el globo terrestre salvo desiertos. La mayoría sólo viven en climas tropicales; y un 1% en el continente europeo (unas 350). En España tenemos 80 especies de orquídeas silvestres de las cuales 46 se encuentran en la Comunidad Valenciana. Todas las orquídeas autóctonas de la Unión Europea están protegidas.

Características:

Las orquídeas se caracterizan por ser flores con formas complejas, además de tener un sistema de reproducción llamativo para las abejas y los hongos. Su flor es hermafrodita y tiene tres sépalos, dos pétalos y el labelo, que es la zona principal de polinización de insectos o aves.

Cuidados:

Las variedades que puedes encontrar a la venta son de origen tropical; por lo que debemos recrear este hábitat original: mucha luz pero no directa, y mucha humedad. Las raíces necesitan estar a la vista para poder realizar fotosíntesis; por lo que recomendamos macetas o recipientes transparentes.

Es una planta que no se apoya sobre un sustrato o suelo, sino que mediante sus raíces aéreas se apoya sobre cortezas o turba (epífita).

Respecto al riego, una vez a la semana sería lo idóneo; y quitar el excedente de agua posteriormente para evitar que se encharque. Recomendamos añadir cada dos semanas abono específico.

Ahora que sabes todos los detalles de esta flor ancestral, ¿Con cuál te quedas?

Fuentes:

http://www.orquideasibericas.info/

http://www.agroambient.gva.es/web/biodiversidad/orquideas-silvestres

https://www.hogarmania.com/jardineria/mantenimiento/plantas/201206/cuidados-mantenimiento-orquideas-15683.html

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *