Malas hierbas

Posted on

“Mala hierba nunca muere”. Este refrán nos recuerda que las plantas catalogadas popularmente como “malas” son fuertes, persistentes y difíciles de eliminar.

Cualquier maceta, huerto, jardín, hasta campo de fútbol puede convertirse en el anfitrión de sus semillas; y si tenemos a algún hortelano o “abuelita” cerca probablemente no tarden en arrancarlas de raíz. Porque, efectivamente, absorben los nutrientes e hidratación de las plantas colindantes.

Pero ¿realmente son “malas hierbas”?

No solo no son malas, sino que además algunas ¡están riquísimas! Muchas fueron comestibles hasta que dejamos de usarlas. Otras tienes propiedades medicinales, y otras se utilizan como plaguicidas.

Aquí algún ejemplo:

Ortiga:

Su característica más es el efecto urticante de sus hojas. Llegan con los primeros soles tras las lluvias y se convierten en el manto flúor de muchos campos de cultivo y márgenes de camino.

Lleva acompañándonos desde la prehistoria para distintos usos, por estos motivos:

  • Comestible

En tortilla, en sopa, rehogada. Esta planta silvestre ha sido utilizada en los fogones de España y Francia desde hace siglos, y aún hoy existen muchas recetas vigentes en el país vecino.

Receta francesa de sopa de ortiga: http://lacocinayrecetasdelanouvellevie.blogspot.com.es/2015/01/receta-sopa-de-ortigas.html

  • Propiedades nutricionales:

Es rica en sales minerales, vitaminas A, C, B2, E, K, calcio, magnesio, silicio, betacarotenos, ácido salicílico y ácido fólico.

  • Propiedades medicinales:

En cocción y bajo prescripción profesional, se utiliza como diurética, laxante, baja el azúcar en sangre, refuerza el sistema inmunológico y aminora la anemia ¡Vaya una mala hierba!

Links de interés:

https://www.veoverde.com/2011/03/las-propiedades-magicas-de-la-ortiga/

  • Fertilizante:

Gracias a sus propiedades nutricionales, puedes crear un fertilizante líquido 100% natural con 500 gr de ortiga con 5 litros de agua. ¡Deja reposar la mezcla una semana en un cubo, y listo para usar!

Además, los pulgones y los grillos cebolleros huirán de este preparado 😉

Diente de León.

“Taraxacum officinale”: Esta planta silvestre de flor amarilla es con la que pedimos deseos cuando soplamos sus esporas blancas; aunque en ese momento no la llamemos mala hierba.

Es una de las plantas más estudiadas en la medicina occidental, y sus propiedades medicinales llevan siendo descritas desde hace siglos por boticarios de todas las culturas.

http://www.naturalnews.com/040187_dandelion_root_kidney_health_liver_support.html

  • Comestible

Hasta hace poco más de un siglo, era una “verdura” común. Fue desde el aumento de uso de la acelga y la espinaca cuando nos olvidamos de esta planta silvestre en la cocina.

¿Cómo consumir el diente de león?

En ensaladas, revueltos, estofados y rehogados

https://www.hogarmania.com/cocina/recetas/ensaladas-verduras/201604/ensalada-diente-leon-fresas-32387.html

  • Propiedades nutricionales:

Contiene más hierro, calcio y magnesio que las espinacas o acelgas, e incluso más betacarotenos que las zanahorias. Además es rico en potasio y fibra.

  • Propiedades medicinales:

Gracias a su composición, es adecuada bajo prescripción de un profesional como diurético, para el hígado, el estreñimiento, la piel y la vista. Si le pides un deseo, ¡que sea de salud”

http://www.botanical-online.com/diente-leon-recetas.htm

  • Beneficios para el campo

Existe un preparado, purín, con el que dinamizar el suelo y el compost gracias a la riqueza de sus componentes. Las saponinas además tienen un leve efecto insecticida.

Conclusión. Podemos considerar una mala hierba si está ubicada en un lugar donde perjudica otras plantas más débiles, o si afean la composición ornamental paisajística de tu jardín. Pero no porque sean malas en sí. La naturaleza no ordena al reino vegetal a nuestro antojo sino al suyo 😉

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *